Hoy en día, la instrumentación analítica ha cobrado un papel protagónico en las rutinas de análisis de los distintos laboratorios de control de calidad y prestadores de servicio. Es por esto, que disponer de la adecuada tecnología, permitirá que nuestros métodos y procedimientos sean cuantitativos, eficiente y optimicen el uso de los recursos del laboratorio.